¿Por qué la mayoría de las cancelaciones de máquinas franqueadoras son de tinta roja?

¿Qué es una máquina franqueadora?

Al incrementarse el tráfico postal por el uso intensivo para mensajería comercial, obligó a los servicios de correo a buscar soluciones para reducir el tiempo de franqueo de la correspondencia.

Una de las primeras soluciones adoptadas fue el uso de máquinas franqueadoras o de franqueo.

Estas máquinas aplican sobre la correspondencia a través de un mecanismo, un sello de cancelación, o marca de cancelación, la cual indica que el franqueo se ha pagado en una carta o paquete. 

El sobre con la cancelación en rojo no requiere de ninguna estampilla, el sobre con la cancelación en negro es utilizado para cancelar las estampillas utilizadas. Con el paso del tiempo se incorporaron otros colores sin embargo muchos siguieron utilizaron el rojo.

Al mecanizar el proceso de cancelación del servicio postal, las máquinas franqueadoras ganaron mucha popularidad entre los servicios postales y concesionarios de los servicios de correo a quienes se entregaron licencias para utilizarlos.

Aunque las cancelaciones de máquina franqueadora se transfieren directamente sobre la correspondencia, también se pueden imprimir en etiquetas adhesivas antes de aplicarse al correo. 

Las cancelaciones de las máquinas franqueadoras normalmente están en rojo, aunque se encuentran una variedad de colores como el azul, negro, verde e incluso combinados.

¿Por qué el rojo es el color predominante?

Al principio en 1840 con la introducción de los sellos postales, el color rojo fue la opción elegida para matasellar el “penique negro” porque la tinta roja era la que se utilizaba para marcar la correspondencia que había sido pagada aplicando la marca postal “PAID”.

Sobre circulado inglés con marca postal PAID (pagado) de uso común en 1840 antes de que se introdujeran los sellos postales.
Inglaterra 1840, Sobre circulado con aplicación de matasellos cruz de malta en color rojo por un valor de 2 peniques. 

Al año siguiente Inglaterra cambió a tinta negra, ya que era mejor en contraste con el “penique rojo” recién emitido, sin embargo, hasta que las estampillas se convirtieran en obligatorias para el pago, las cartas continuaron siendo marcadas con “PAID” (pagadas) en color rojo para la correspondencia sin sellos postales.

Inglaterra 1841, Sobre circulado con aplicación de matasellos cruz de malta en color negro por un valor de 1 peniques.

Las reformas postales de 1840, formalizaron los usos a través de reglamentos de operaciones entre los cuales estaba el estándar para los colores de las marcas postales. 

El éxito de las reformas postales de Inglaterra para organizarse eficientemente y ser rentables; atrajo la atención de países como Alemania, Brasil, Suiza, Rusia y quienes enviaron delegados para conocer y copiar las reformas postales inglesas.

Al crearse la Unión Postal Universal (UPU), ésta adoptó la misma estrategia que había estado en uso en muchos países en la década de 1870; rojo para pago (PAID), negro para impago (UNPAID), por lo tanto, T (TAX) para impuesto adeudado (multa postal) siempre estaba estampado a mano en color negro.

No todos lo países adoptaron los colores estandarizados, algunos países lo tenían al revés (o usaban azul). En el período de la fundación de la UPU, Alemania trató de cambiar los colores pero no obtuvieron el respaldo necesario. 

De esta manera, muchas administraciones postales se vieron obligadas a cambiar el color de sus marcas de impuestos y postales cuando hicieron convenciones postales a través de la UPU..

Cuando Inglaterra utilizó la primera máquina cancelar (1857), ésta también fue copiada y mejorada. Esta máquina canceladora mecánica manual utilizaba el color rojo según la convención de las reformas postales de 1840.

Al incrementarse el tráfico postal como mencionamos anteriormente se implementaron las máquinas franqueadoras. 

El primer sobre franqueado por una máquina franqueadora hizo su aparición el 1 de Marzo de 1897, en Nueva York, U.S.A., fue fabricado, certificado y despachado por su inventor el Conde italiano Detalmo de Brazza Savorgnan utilizando el rojo como color según las convenciones de la UPU para el franqueo de correspondencia sin sellos postales.

Luego una relación grande de inventores fueron mejorando el sistema, dando seguridad y rapidez al funcionamiento de estas máquinas. Arthur H. Pitney, el 4 de Octubre de 1902 obtiene una patente para su primera máquina franqueadora; días después funda la Pitney Postal Machine Co. 

En Noruega, Karl Uchermann diseño un aparato franqueador y el Correo lo puso en uso experimental desde Junio 1903 a Enero 1905 En Australia, en el mismo año, se puso en prueba una máquina que expendía el porte al ser operada con monedas. 

En Nueva Zelanda, en Marzo del 1904, Ernest Moss patentó su primera máquina de franqueo. El 23 de Abril de 1920 se funda la compañía Pitney Bowes Postage Meter Co. que dominará el mercado norteamericano y mundial del franqueo mecánico. 

El 10 de Diciembre de 1920 fue el primer día de uso autorizado oficialmente por el Departamento de Correos de U.S.A. La Unión Postal Universal (UPU) autoriza su uso en la correspondencia mundial el 1 de Enero de 1922. 

En Marzo del mismo año Gran Bretaña hace lo mismo. El primer aviso publicitario en un franqueo mecánico apareció en U.S.A. el 10 de Abril de 1929. Y comienza la nueva historia de los franqueos.

A partir de los años 1940, empiezan a aplicarse otros colores a parte del rojo.

En 1979, en Estados Unidos se autoriza a la firma Friden-Alcatel a introducir la primera máquina en el mundo que produce franqueo electrónicamente. 

En Enero 1995, también en U.S.A.se autoriza a 6 la casa Francotyp-Postalia iniciar el franqueo digital. Esta nueva tecnología desplaza, al parecer para siempre, al modo mecánico. Después vino la E-stamp generado por una computadora.

Francisco Omar Carrillo Quirós
Círculo Amigos de la Filatelia (Lima, Perú)

Leave Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.